viernes, 2 de febrero de 2007

LA HIPOCRESÍA COMO ARTE DRAMÁTICO

.
"¿Te imaginas, Aguilar? Que Eugenia después de toda una vida de práctica conociera el código de las apariencias es cosa comprensible, pero que Joaco a los veinte años de edad ya lo dominara a la perfección, que lo agarrara al vuelo, eso sí es asombroso".
TÍA SOFI (DELIRIO / LAURA RESTREPO).
.
Es impresionanate la habilidad que tienen algunas personas para andar por la vida actuando sin proponérselo. Bueno... sin proponérselo como actividad artística, claro, pero qué bien les sale.
.
Definitivamente creo que, de no ser por eso (la ausencia de intención y arte), el engaño en sus diversas variantes (mentiras, hipocresía...) debería ser elevado a la categoría de representación teatral, como el performance, el happening o el monólogo.
.
Claro que un acto tan patético no puede aspirar a serlo ni de lejos, ¿pero a poco creen que no se necesitan capacidades histriónicas (involuntarias, por supuesto) para saludar con verdadera efusividad cuando te encuentras a la tipa que te caga y justo de la que venías echando pestes? O para contestarle el teléfono con un encantador "Hola preciosa, ¿cómo estás?" a tu mamá, después de haber estado mentándole la madre toda la mañana por no darte permiso para salir.
.
Cuántas estrellitas del CEA ya quisieran la mitad del talento de esta gente para un capítulo de sus telenovelas.
.
Yo no puedo.

1 comentario:

Luisito dijo...

Si es rete facil... unas clasesitas conmigo y te vuelves un "Bitch profesional" con titulo firmado por la "Mexican Bitch Society"

Es divertido ver como la gente cree que la tragas cuando en el fondo quisieras enterrarles un cuchillo en repetidas ocasiones y en diferentes partes de su anatomía.

Aunque claaaaaaaaaro, como en todo hay casos excepcionales en los que prefieres arrancarte un brazo para agarrar a la persona indeseable a golpes con el.

Saludos... sigo leyendo lo que me perdí.