sábado, 7 de abril de 2007

¡¡¡CÁALLAAATEEEE!!!

.
"¿Te conté que mi problema de incomunicación es no poder incomunicarme?".
SUSANITA (MAFALDA / QUINO)
.
"Hablas y hablas mucho; ¿qué no se te acaba la saliva?".
THALÍA
.
Qué manía tienen algunas personas de andar hable y hable todo el maldito tiempo y con quien se deje (y si no, lo obligan): persona, perro, piedra... lo que sea. Cómo me cagan. No pueden callarse segundo y medio porque sienten que les va a pasar yo-no-sé-qué. Si no hay nadie cerca, para eso están los teléfonos, y ahora con los celulares... mta.
.
Todavía dijeras, hablan cosas inteligentes, pero no, lo peor es que hablan cosas que ni siquiera se acercan a lo congruente. Como dicen las abuelitas: "Nomás hablan porque tienen con qué".
.
Dejan de oír tantito ruido y ahí van a decir una bola de tonterías que a nadie le interesan; o peor, se ponen a soltar frases sueltas e inconexas a ver si una les pega y les sale conversación: "¿Qué haces?... El cielo es azul... Está frío...".
.
Y si se encuentran con otro igual, son capaces de entablar diálogos enteros sin decir nada relevante; eso si se dejan hablar.

2 comentarios:

Luisito dijo...

Ouch!!!

Saludos.

Tranquilita dijo...

Pero cuando se necesita que comuniquen algo están muy lejos de hacerlo.